OPINIÓN: Votar por el menos peor y seguir corriendo

Salvador Camacho Sandoval “El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que...

Salvador Camacho Sandoval

            “El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan”.

                    Arnold Toynbee

“Chava, espero que sigas corriendo. Mañana domingo hay un maratón que organizamos en el IFE y te invito para que participes. La salida es a las nueve de la mañana frente de las oficinas del Distrito dos. Ojalá puedas ir. Adiós”. Estas fueron las palabras que escuché en mi correo de voz un sábado de fiesta. Era Leticia Vázquez, consejera electoral del IFE y amiga entusiasta de hace muchos años. Mi plan para el domingo era otro, pero decidí cancelarlo para asistir a este simbólico llamado a la participación electoral y a la democracia. “Soy ya un quincuagenario, pero todavía puedo”, me dije.

Temprano, Andrés Reyes me dio información detallada del evento y llamé a mi hermano Alberto para que me acompañara. Su constancia para el ejercicio es realmente ejemplar; me dijo que sí y allá nos vimos. Al final de la carrera, alrededor de lo que fue la meta, compartimos la agitación y la alegría de la gente. Leticia, como organizadora y partícipe del maratón, estaba realmente satisfecha y saludaba por igual a militantes y candidatos de los partidos asistentes. Se veían playeras de todos los colores políticos y el periodista Jaime Arteaga, que también había corrido, dijo que escribiría su columna diciendo que, por primera vez en la campaña, había visto a los partidos políticos compartir un espacio sin estar peleándose.

Esta observación me dejó pensando mucho y recordé cuando, en las elecciones del 2000, me tocó la responsabilidad de trabajar como consejero en un Instituto Federal Electoral que entonces tenía mayor credibilidad, bajo la presidencia de José Woldenberg, un líder inteligente y audaz. Pensé también que, hoy por hoy, en Aguascalientes, a pesar del desprestigio que tuvo el IFE en las elecciones presidenciales pasadas, el equipo de trabajo del instituto y los ciudadanos involucrados como consejeros electorales, están haciendo bien su tarea para garantizar elecciones limpias y confiables este 5 de julio.

Lo preocupante para mí está en la manera en que se vienen desarrollando las campañas de los partidos políticos y el involucramiento abierto e impune de los gobiernos estatal y municipales. Este hecho agrega otro mal a la lista para que muchos ciudadanos nos decepcionemos aún más de la política en nuestro estado. La aceptación de personas al llamado a no votar o a anular el voto no es la del ciudadano apático de hace algunos años, sino la de quienes, concientes, perciben que no pocos políticos, independientemente de su origen partidista, lejos de cumplir con lo que prometieron en campaña, se destacan por ineptos, ignorantes y aprovecharse de su puesto para beneficiarse personalmente.

Pero la decepción por la política y, de manera particular, por la alternancia en el gobierno en México, no es exclusiva en nuestro país. En América Latina y el mundo, hay críticas a los políticos y desilusión por la democracia porque no ha cumplido lo que prometía. El politólogo Norberto Bobbio. con toda razón, ha dicho que con democracia las oligarquías se han consolidado, porque los pequeños grupos económicamente poderosos afianzan su poder y sus privilegios con legitimidad legal y política. ¿Será verdad, entonces, que “la política es el arte de obtener el dinero de los ricos y el voto de los pobres con el pretexto de proteger a los unos de los otros”.

Paradójicamente, en México también hemos visto que, adaptándose a las nuevas circunstancias de pluralismo partidistas, ha aumentado el “voto de intercambio”, es decir, el voto basado en la ilusión del “do ut des” (del latín doy para que des o, en términos más precisos, dar apoyo político a cambio de favores personales). Así, el clientelismo, como rasgo tradicional e histórico en la política mexicana, se ha “modernizado” y vemos en esta contienda electoral cómo los partidos aprovechan las necesidades de la gente para su beneficio. En tiempos de crisis, desempleo y pobreza, campañas con esta intención son realmente un insulto indigno e imperdonable, además de ser, como decía Alexis de Tocqueville, la expresión de “una moral baja y vulgar”.

Con todo, el presente no es catastrófico como tampoco lo es la democracia. El contenido mínimo del Estado democrático no ha decaído: pues garantiza, entre otras cosas, los principales derechos de libertad, la existencia de partidos en competencia, elecciones periódicas y sufragio universal, decisiones colectivas o concertadas. Dice Bobbio que existen democracias más sólidas o menos sólidas, más vulnerables o menos vulnerables; y que hay diversos grados de aproximación al modelo ideal, pero aun la más alejada del modelo no puede ser confundida con un Estado autocrático y mucho menos con uno totalitario. La apuesta va por la renovación gradual de la sociedad mediante elecciones limpias y, sobre todo, una cultura política democrática, en la que se dé la crítica inteligente, el libre debate de las ideas y el cambio de mentalidad y la manera de vivir.

No obstante la tentación de apoyar autoritarismos, el cinismo y oportunismo de candidatos, la ausencia casi total de ideologías y el desorden electorero de estos días en todo el país, la apuesta va a favor de la democracia. Ella es un valioso instrumento que favorece el desarrollo de la sociedad, y “en el mundo modernizado –dice Giovani Santori-, quien gobierna hoy sin democracia juega sin legitimidad”. Lo que está ocurriendo en Honduras ratifica ampliamente esta afirmación. En otras palabras, “en todo el mundo ‘despertado’ y afectado por la modernidad se hace cada vez más cierto que el único poder legítimo –el único poder al que se le debe obediencia– es el poder con una investidura popular, elegido desde abajo”.

Desde luego que la democracia no es la panacea que nos va a resolver los problemas de la noche a la mañana, ni mucho menos el medio que nos va a llevar a la felicidad, pero tiene sus ventajas y virtudes. Es así que coincidimos en señalar, con Robert A. Dahl, que los procesos democráticos promueven la libertad en cuanto a la determinación individual y colectiva, y en cuanto al grado de autonomía moral; pues las personas que apoyan la idea y la práctica del proceso democrático, también se sienten inclinadas a apoyar otras libertades y a promover el desarrollo humano en otros sentidos.

Por todo esto, en México y en Aguascalientes, hay que reivindicar la democracia en la escuela, la familia, los medios de comunicación… y, aunque la democracia no es sinónimo de participación electoral, ni mucho menos, hay que ir a votar este 5 de julio.

Pero ¿por qué partido y candidatos vamos a votar?. La respuesta no es fácil porque hay tantas razones para sumarnos a los incrédulos, apáticos y cínicos, o para apoyar el voto en blanco y creer que con ello mandamos una llamada de atención a la clase política para que mejoren. La duda persiste porque los hechos lo señalan reiteradamente: el PAN desaprovechó la oportunidad que le dio el triunfo en el año 2000 y no ha estado a la altura de un México que aún reclama una economía próspera con justicia social. Vicente Fox, efectivamente, fue un presidente de caricatura que con sus declaraciones y proceder aún nos sigue avergonzando. Y ¿qué podemos decir de Felipe González González y Luis Armando Reynoso Femat como gobernadores panistas en Aguascalientes?. Pero, también ¿qué podemos esperar de un PRI que está lejos de ser un partido renovado, o de un PRD que hace lo que critica, o de partidos pequeños en militancia y en propuestas?

Me preocupa mucho la manera tan fácil en que las personas dedicadas a la política cambian de partido y de discurso. Un líder carismático español ya fallecido, Enrique Tierno Galván, bien dijo que la política había dejado de ser una política de ideales para convertirse en una política de programas. Tal vez en México podemos decir: una política de proyectos de un pequeño grupo oportunista. ¿Será verdad que “es muy difícil hacer compatibles la política y la moral”, como decía Francis Bacon en el siglo XVI?. Yo, ingenuo tal vez, me resisto a pensar que la política sea “el paraíso de los charlatanes” o “el arte de los incapaces de triunfar en privado”. Y si esto es la política, hay que cambiarla de inmediato. Yo por eso voy a sufragar por el menos peor.

Asistir a las urnas, según yo, tiene que ser la expresión de una ciudadanía, además de activa, exigente y entusiasta, algo parecido al comportamiento que mostraron los maratonistas que respondieron a la invitación del IFE para correr el maratón del pasado domingo. Valga la comparación, pero creo que la democracia, como la vida misma, a de ganarse con una actitud positiva, trabajo intenso y el ideal de que un mejor futuro es posible.

Nombre

2010 20N Aguascalientes Al Cierre Antonio Zapata Aplicaciones Cartones ciudad Código de Ética Comunidades Constitución Política Delitos contra periodistas Diputados Drenaje elecciones elreportero.com.mx En Vivo enlaces Entrevista España Español Espectro radioeléctrico Estudiantes extraño Facebook Fernando Rivera foto Fotografía Fotonota Frases Gobierno Google Herramientas Humor Instagram intolerancia television polemica discriminacion Journalism Legal letreros Leyes Libertad de Expresión Lunes al café del desayuno Marketing Martin Orozco Sandoval Medios Mentiras Minicrónica Noticias Noticias de Aguascalientes Opinión Periódicos Periodismo Pobreza Podcast POLÍTICA Presentación Programas Publicidad Publicidad oficial Radio Redes sociales Reformas Reporteros Ryszard Kapuscinski Sanitario twitter Universidad Vialidad Video Youtube
false
ltr
item
elreportero.com.mx: OPINIÓN: Votar por el menos peor y seguir corriendo
OPINIÓN: Votar por el menos peor y seguir corriendo
elreportero.com.mx
http://www.elreportero.com.mx/2009/07/opinion-votar-por-el-menos-peor-y.html
http://www.elreportero.com.mx/
http://www.elreportero.com.mx/
http://www.elreportero.com.mx/2009/07/opinion-votar-por-el-menos-peor-y.html
true
269739281717927055
UTF-8
No encontramos ninguna publicación Ver Todo Leer Más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Publicaciones Ver todo Recomendado por tí Etiqueta Archivo SEARCH Todas las publicaciones No encontramos ninguna publicación que coincida con tu búsqueda Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic En este momento Hace un minuto Hace $$1$$ minutos Hace una hora Hace $$1$$ horas Ayer Hace $$1$$ días Hace $$1$$ semanas Hace más de cinco semanas Seguidores Seguir Este contenido es premium Comparte para desbloquear Copiar todo el código Seleccionar todo el código Todos los códigos fueron copiados a tu clipboard No se pueden copiar los códigos / textos, por favor aplica [CTRL]+[C] (o CMD+C en Mac) para copiar