Hace poco tuve una breve, pero fuctífera conversación con Lourdes Dávila, titular del noticiero radiofónico 'Buenas Tardes Aguascalientes'. Y la conversación giró en torno a nuestra profesión: el periodismo. Nuestras conclusiones giraron en torno a la inevitabilidad de que el mundo mismo ha cambiado su realidad gracias al ejercicio del periodismo, muchas veces para bien, y otras con resultados catastróficos. La eticidad está ligada estrechamente al devenir periodístico y el efecto en la comunidad se mide desde la misma intencionalidad con que se creó el mensaje.

Desgraciadamente, las innovaciones electrónicas, digitales e informáticas que hoy están al servicio de este oficio son utilizadas más para ganar audiencia o venta de ejemplares –en el caso de la televisión, la radio y la prensa escrita– que para volver a la verdadera razón de ser del oficio del periodista: su objetivo social.

Así, en Aguascalientes asistimos ante el agraviante espectáculo de cámaras y las rotativas puestas al servicio del último evento social, y dan cuenta del número exacto de muertos del último atentado y un trajinado y fastidioso tejemaneje politiquero que ya ni siquiera entendemos bien.

Concluimos esta rápida conversación con la certeza de que no todo está perdido, y que sólo hace falta que se fortalezca en las universidades el valor ético de la profesión, ya que la historia nos demuestra que no basta con obtener el conocimiento y la última tecnología para procesar la información, si el talento y la modernización van a estar solamente al servicio incondicional de los intereses que beneficien a unos pocos y no a la comunidad.

En lo particular, considero que ha llegado el momento en que la llamada prensa alternativa, como METRO Aguascalientes, despierte. Una prensa más independiente, libre de las ataduras del monopolio económico y ajena al poder político. Una prensa crítica con alto contenido social. Una prensa subjetivamente ética, capaz de analizar, interpretar e informar a la comunidad sobre la realidad que estamos viviendo.

Ésa es la tarea.
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment: