Primero pasó que una de mis hijas no sé qué diablos le hizo a mi Palm, borrando toda la información que había en ella. Tres años de mi vida se fueron directito al caño y lo único que obtuve de regreso fue una sonrisita llena de mermelada diciéndome: "¿Me peldonas, papi...?"

Luego el lío de la imprenta y sus duendes vestidos de regordetes prensistas diciéndome, "pues la neta es que no nos fijamos en las placas... nomás las pusimos ahí y le dimos...".

Y para acabar con el entremés de esta semana, esta jodida máquina la tengo llena de Spyware, y lo peor de todo es que no puedo ni siquiera hacer un respaldo de mi información, porque se me ha caído la red.

Y aún no es sábado...
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment: