Debo confesarlo: ver a mis niños acongojados por el inminente regreso a clases no deja de ser una especie de regresión a mis angustias infantiles. Aunque para un padre desnaturalizado como yo es una especie de alivio el término de estas obligadas pausas, ver a mis chaparros con la sozobra de que ya les quedan menos horas de juerga evoca mis recuerdos sobre ese mismo tema.

Como sea, aunque la estadía indiscriminada de mis vástagos en casa se acorta (y con ella los interminables quehaceres), a mí también me causa cierto conflicto interno el volver al trajín diario: eso de levantarse temprano a ver caras inchadas y malhumoradas no me provoca el más mínimo placer. Peor me resulta el tener que lidiar con los problemas de tráfico, hablar con cretinos, sufrir los recortes de tiempo y escuchar a los funcionarios en turno decir más estupideces que las acostumbradas.

Mañana lunes, después de dejar a mis pequeños en sus respectivas escuelas, iré a mi café acostumbrado, pediré mi 'tinaco' de brebaje, encenderé mi pipa Big Ben (la de cazoleta más grande) y me dedicaré a reflexionar sobre este tiempo que pasé con mis niños. Como sea, creo que lo pasé de lujo con mis cuatro demonios. No sé si mi esposa pueda decir lo mismo, pues sé que para ella fue lidiar con cinco salvajes.

Como sea, ya se acabaron las vacaciones. Y no faltaron los amigos que me llamaron o me comentaron en la calle que muchos medios de comunicación se habían 'plagiado' mi nota sobre los neonazis de Aguascalientes.

No faltaron los que incluso me preguntaron si no estaba enojado por ver que mi nota era usada indiscriminadamente por varias estaciones de radio y medios impresos locales, sin que se me otorgara ni el más mínimo crédito (a excepción de Radio Grupo, en donde manejaron la nota con un profesionalismo excepcional). No... no estoy enojado. Al contrario, me da mucho gusto que se expanda la noticia, porque no debemos permitir que ideologías extremas envenenen a nuestros jóvenes.

Aunque sí, debo confesar que dentro de mí me he muerto a carcajadas...
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment: