Aún cuando algunos consideran que el movimiento twittero del #internetnecesario fué definitivo para que los políticos mexicanos desistieran de gravar las telecomunicaciones con un 3% más en impuestos, la realidad es que la conexión universal está aún muy lejos para el mexicano promedio.

Uno de los primeros pasos que debieran tomarse para esto es conformar el acceso a la red internet como un derecho fundamental, lo que le colocaría en la agenda gubernamental y política en primer plano, pero aparentemente esto aún está lejos.

Recién entrevisté al presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), Omar Williams López Ovalle, dijo que si bien el derecho a la información está consagrado en distintas ordenanzas de carácter internacional y nacional, aún no existe ninguna obligación por parte de los gobiernos para proporcionar acceso gratuito y universal a los ciudadanos a la red internet. (Audio disponible en este vínculo).


Para él, aún es muy pronto para considerar que el acceso a internet se pueda considerar como un derecho fundamental, aún cuando se haya vuelto ya una necesidad no sólo para cuestiones laborales, sino también para la educación y el acercamiento a la información, aunque reconoció que muchas ciudades del primer mundo proporcionan a sus ciudadanos el acceso libre y gratuito a la red.

Considera que es un avance significativo que las distintas ofertas políticas incluyan entre sus propuestas la instalación y puesta en funcionamiento de la infraestructura necesaria para que las personas puedan tener acceso a la internet, pero fue enfático al señalar que esto aún dista de ser considerado como un servicio escencial e indispensable como para ser considerado como un derecho.

"Es posible poner en la mesa de debates sobre los derechos humanos la necesidad de agregar conectividad a los ciudadanos, y que ésta provenga de los gobiernos, pero insisto en que es demasiado pronto para que se exija a las administraciones públicas el que proporcionen acceso gratuito a internet como elemento fundamental y derecho de sus gobernados", aseveró López Ovalle.

Dijo que por ahora la discusión tendrá que pasar primero por el derecho a la intimidad, que puede ser fácilmente vulnerada en las redes informáticas, y mencionó la protección de los datos que se proporcionan en las redes sociales, como Facebook, Twitter y MySpace, así como la inviolabilidad de el correo electrónico personal. "Una vez que estos temas hayan sido dilucidados adecuedamente, entonces bien puede seguir el tema de la accesibilidad a internet como derecho esencial", concluyó el ombudsman aguascalentense.
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment: