En cualquier organización, cuando se trata de la implementación de una estrategia de medios de comunicación social, o por lo menos las directrices, a menudo uno de los aspectos más difíciles es que la gente en los puestos más altos dentro de la empresa sepan de qué demonios se trata el asunto.

Si bien hay muchas organizaciones, empresas, gobiernos y negocios que han aceptado las redes sociales de manera más abierta que en el pasado, no es probable que sea una resistencia significativa y hasta cabe pensar que las preguntas de los que ostentan un alto nivel corporativo o gubernamental sobre el valor de las redes sociales sean estrictamente a nivel técnico o económico.

Muchas personas se encuentran en la posición de querer introducir cambios en su lugar de trabajo, pero se ven obstaculizados por sus jefes. Para todos aquellos que siguen aún sufriendo el embate de la resistencia a la evangelización de las redes sociales, aquí hay tres maneras de obtener esa ansiada aceptación por parte de esas personas, e iniciar el proceso de convertir a los escépticos en verdaderos creyentes.

Pide demostrar que estás equivocado. Esto se puede hacer de varias maneras. Si tu organización tiene una página en Facebook, cuenta de Twitter, un blog, etc., pide que te den acceso administrativo a esos perfiles. Si lo logras, establece un calendario y una fecha límite. Al llegar a la fecha límite, agenda una reunión con la encargada muéstrales lo que se haya podido llevar a cabo y observa sus rostros. Siempre es más fácil de comunicar el éxito o el fracaso en redes sociales de manera visual, y si puedes mostrar gráficos y datos, mucho mejor.

Jódelos lo más que puedas. Si crees que la compañía o tu gobierno está desperdiciando una oportunidad en las redes sociales, asegúrate de que tus jefes lo sepan. Recuérdales tu opinión a los tomadores de decisiones en tu organización hasta que te den la oportunidad de explicarles por qué crees en las redes sociales. Insiste, dilo, vuelve a insistir y repítelo cuando se pueda. Terminarán dándote la oportunidad de demostrar que estás equivocado (y no lo estarás)

Arma una competencia. Mientras estás tratando de convencer a la gente de arriba sobre el valor que las redes sociales ofrecen a su empresa o a su gobierno, no pierdas de vista lo que los rivales están haciendo. La competencia es uno de los mejores motivantes para iniciar acciones, especialmente en los negocios y los gobiernos. Muestra esos datos y esos links a la gente adecuada, y documenta cómo la competencia o los rivales están tomando ventaja sobre la organización por no contar con una estrategia en las redes sociales.

Si estas tres cosas no funcionan, entonces puedes prepararte para enfrentar una resistencia que probablemente no se pueda superar.

Pero si genuinamente crees que hay algo que puede cambiar para ayudar a la empresa o al gobierno donde trabajas, insiste y muéstrate genuinamente interesado en que ganen en competitividad y representación. Pocos jefes se pueden resistir mucho tiempo a alguien que se ve -y que los demás lo ven- con ganas de hacer algo positivo por la organización.
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment: