Pablo Mancini (@mancini) -creador deAmphibia, quien supo pasar un largo rato por Perfil, Perú y ahora es algo groso en Clarín- comienza su libro Hackear el Periodismocon la conocida frase de Albert Einstein “La locura es hacer siempre lo mismo y esperar resultados diferentes”. Para comentar su libro yo citaría también a Mario Benedetti, quien recuerda que “Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas”.
Es un libro europeo: es una descripción bien escrita, con palabras audaces y decenas de ideas nacidas de alguien que se ha sentado a pensar y repensar el modelo de los medios. Es europeo porque es muy teórico. Faltaría ese toque norteamericano que justifique con números lo que se piensa en palabras. Es decir, grosso modo nada de lo que se dice está justificado o comprobado empíricamente. Una lástima en este mundo en el que miles de chaboncitos autoproclamados gurús del social media pretenden decir qué hay que hacer y cómo. Con todo, claramente Mancini no es de esos.
Hackear el periodismo responde a la pregunta de por qué hay que intervenir en la forma de hacer periodismo, en la forma de organizar las redacciones. Es un punto de partida y un exhorto a los dueños de los medios a cambiar. Pero el subtítulo del libro es pícaro: dice ser un “Manual de laboratorio”, pero de entrada notamos que no es tal cosa. No enseña las mejores ni las peores prácticas.
En diez páginas hay sin embargo un intento o aproximación a contar qué hay que hacer. Compralo y fijate en las páginas 47, 60/61, 67, 72, 83, 86, 88, 102 y 104 que algo vamos a encontrar. Las ideas son las siguientes:
  • En un medio online las secciones no importan, no son vistas, “son la mayor desconexión de los medios respecto de sus lectores” (no da cifras).
  • Para medir un proyecto online periodístico está bueno seguir cuatro variables: tráfico, rentabilidad, reutilización de contenidos y productividad.
  • En Internet, lo que no se puede manipular carece de valor.
  • “Estamos en problemas” si tenemos una redacción digital que sólo emula lo que hacen los algoritmos más eficientemente.
  • Los Content Management System (CMS) están construidos con categorías y conceptos arcaicos para manipular información.
  • Los productos ya no se leen, se escuchan o se ven: ahora se usan.
  • Sin periodistas que entiendan código, sin programadores que se interesen por el nuevo periodismo, parece imposible hackear el periodismo.
  • No sabemos medir la eficiencia con nuevos parámetros y los criterios de eficiencia de antaño ya no sirven.
  • El anticristo que hoy asusta al gremio periodístico es el experimentalista, clave en el mundo de hoy.
  • Data curators: hacen que se pueda respirar online. A mayor abundancia informativa, mayor necesidad de selección.
Queda claro que no es un manual de laboratorio pero nos permite dirigir nuestros pensamientos hacia uno y otro lugar, pero siempre hacia delante. Por eso, volviendo a Benedetti, si creíamos tener todas las respuestas, Hackear el periodismo nos cambia todas las preguntas.
Entrada publicada originalmente en Blog del Medio por Pedro Ylarry.
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment: